Es posible estar pendiente de la evolución de un EMBARAZO con tratamiento Médico Homeopático desde el primer mes en que se diagnostica para que la Paciente Embarazada se presente con el Médico Ginecoobstetra de su confianza en el momento de su parto ó cesárea en el mejor estado de salud, de la siguiente manera:

Se lleva a cabo la historia clínica de la Paciente Embarazada para recoger la información de todas las molestias físicas, anímicas e intelectuales que nos llevan a conocer que trastornos hay  en su salud o que enfermedades están presentes en ella, como:

  • hipotensión o hipertensión arterial
  • migraña
  • infección de vías respiratorias
  • infección en vías urinarias
  • constipación o diarreas crónicas
  • leucorrea o flujo vaginal
  • amenaza de aborto
  • manifestaciones de tipo reumático o circulatorio
  • osteopenia
  • diabetes
  • anemia
  • ansiedad
  • depresión
  • insomnio

Prescribiendo los Medicamentos Homeopáticos secuencialmente cada mes, logrando  su mejoría progresiva y el restablecimiento de su salud de tal manera que cuando llegue el momento en que tenga que ser atendida por su Médico Ginecoobstetra   se encuentre con un óptimo estado de salud y así haber evitado alguna complicación.

El Médico Homeópata solicitará los estudios necesarios de acuerdo a las enfermedades que se diagnostiquen en la Paciente Embarazada, así como los que se requieran en el desarrollo de la gestación.

Se sugerirá a la Paciente Embarazada consulte al Médico Ginecoobstetra de su confianza secuencialmente durante  su embarazo,  con el objeto de que él constate  que el embarazo evoluciona satisfactoriamente  y en el momento indicado pueda atenderle ya sea para su parto o cesárea.

El Médico Homeópata comentará con la Paciente Embarazada y tomará en cuenta los diagnósticos, opiniones o sugerencias que el Médico Ginecoobstetra manifieste durante el embarazo.

El Médico Homeópata canalizará con el Médico Ginecoobstetra a la Paciente Embarazada en caso de que se requiera su intervención ante alguna complicación que no responda al tratamiento medicamentoso como ruptura prematura de membranas, aborto inevitable, embarazo ectópico, molar, hemorragias por placenta previa, desprendimiento prematura de placenta, desproporción cefalopélvica, eclampsia, presentaciones anormales, prematurez, etc.

Con todo esto el Médico Homeópata tiene lo necesario y la capacidad médica junto con la responsabilidad para vigilar que el embarazo llegue a término y nazca un nuevo ser humano lo más sano posible.

 

Fuente:

Consultorio y Farmacia Homeopática Meissenn

MENÚ DE SITIO

Inicio

Somos

Información sobre homeopatía

Preguntas frecuentes

Aviso de privacidad

Contacto

VISITENOS EN NUESTRAS INSTALACIONES SIN PREVIA CITA, EN NUESTROS HORARIOS DE SERVICIO